Cueva del agua y cueva del Moraig

La semana pasada, 8-10 de noviembre, hicimos una salida al levante. Se trataba de bucear en la cueva del agua, La Azohía, Murcia, y la cueva del Moraig, en Alicante.

Como siempre, todo empieza con un madrugón. Quedamos Xavi Galobar, Delfi Roda, de los TDP´s, y José Pulido, de PuroBuceo.  Cargar la furgoneta hasta la bandera de bibos, etapas, y todo el material necesario, y echarnos a la carretera. Buen tiempo y poco tráfico hasta Denia, donde nos hospedamos.

14955887_10209140205156483_7675040997772310875_n 20161109_074415 15027898_10209140201876401_6032366387595298360_n

 

 

 

Al día siguiente, nos pusimos en ruta hacia La Azohía, directos a la cueva del agua. Una cueva en la que hacía tres años que no me metia, y que ni Xavi ni Delfi conocían. Como siempre, preparar equipos, porteo hasta el agua, y…todo listo.

15032285_10209566043701588_6469229282057958377_n 14993536_10209566044501608_8202028376501853756_n 20161109_124944

 

 

 

Fué una inmersión que nos dejó encantados. Yo ya tenía ganas de recorrerla otra vez, y a Delfi y Xavi les encantó. Ya estamos pensando en montar otro viaje para hacer no una, si no varias inmersiones para conocerla bien y recorrer todos sus rincones.
Es una cueva bastante técnica, pues hay que navegar muy fino para no liarla. Tiene un sedimento muy fino que enseguida te deja en visibilidad cero, y además, solo la percolación deja sucia la cueva para la salida.

Al salir, desmontar, portear, cargar la furgo, y vuelta a Denia. Ducha, cena, y a dormir.

Al día siguiente, nuevamente, madrugón, cargar la furgo, y a la cala del Moraig, donde habíamos quedado con José Expósito, conocedor de la cueva, que nos hizo de anfitrión de una cueva que no conocíamos ninguno de los tres. Fantástico el poder contar con un buceador como él para entrar en la cueva del Moraig.

14992051_10209140205876501_8287865664966228954_n 15056335_10209140206276511_7874042412418799684_n 20161109_142347

 

 

 

Luego, vuelta a recoger todo y…a comer.
Quedamos con Victor Córdoba, IANTD-España, y su chica, quien no le quedó otra que comerse (a parte del menú) dos horas de conversaciones de cinco frikis del buceo. Esperemos que no le queden secuelas.

15036600_10209140206756523_6129001678264860980_n
A partir de ahí, despedidas y vuelta a la carretera. Llegué a casa a la una de la mañana. Cansado pero contento y satisfecho de las inmersiones.

Gracias a todos por estos tres días y sus inmersiones,

José Pulido.

 

Esta entrada fue publicada en Actividades y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *