Vuelta a la Myopes Aleteando y en Abierto

Sin scooters ni rebreather. O lo que es lo mismo, aleteando y en circuito abierto.

Hoy en día, dada la comodidad que aportan los rebreathers y scooters a la hora de hacer inmersiones con grandes penetraciones y profundidades en cuevas, poca gente prepara este tipo de inmersiones en abierto y “a pata”.

Las diferencias son grandes, ya que al ir con un scooter se aumenta la velocidad, con lo que se disminuye el tiempo. Además, al no aletear, se reduce también el consumo.
El ir en circuito abierto, aumenta la cantidad de gas necesario para el mismo consumo.
Esto hace mucho más complicada en todos los sentidos la inmersión.
Desde la planificación, el cálculo de consumos, la necesidad de llevar diferentes gases, la cantidad de botellas, reguladores, y demás material necesario, el porteo, la comodidad en el agua, el aumento de DECO….todo se complica y multiplica.

Bien, pues hay un proyecto que me ronda por la cabeza desde hace algún tiempo: dar la vuelta a la galería Myopes, en Estramar, en abierto y aleteando (en realidad la idea es hacerlo algún día en abierto, a pata, y solo).

En este proyecto me acompaña Delfi Roda (TdP´s), quién sin tenerlas todas consigo en cuanto a que sea posible (yo también tengo mis dudas), ha hecho también suyo este proyecto.
Y así empezamos hace un tiempo a prepararlo llevando a cabo una serie de inmersiones dedicadas a conocer las diferentes zonas por las que pasaríamos para hacer los cálculos en cuanto a tiempo y necesidad de gases.

Hemos hecho una inmersión en la que llegamos a la parte más profunda del circuito (-60), en la galería del Silencio.
También hicimos una buena penetración por la galería Myopes entrando desde en Carrefour, para conocer la morfología de esta galería, el sedimento, la colocación del hilo, etc…

Galería Jean Louis

Galería Jean Louis

Pues bien, en esta última ocasión, nos marcamos el objetivo de entrar en la galería Myopes desde la zona profunda, por la galería Elástica, hasta pasar el salto a la galería Joan Louis, ya dentro de la Myopes.
Para cada uno de nosotros, preparamos un bibo 2×12 más una SO80 con trimix, 2 SO80 con EAN30, una con EAN24, y los gases para la descompresión, una SO80 de EAN50 y una SO40 con O2. Además, montamos otra SO40 de O2 con dos segundas etapas por si necesitábamos alargar la DECO de haber algún problema que hiciera más larga la inmersión.
Total, 17 botellas para dos buzos.

La inmersión comienza como todas, con un buen madrugón, cargar el super corsa hasta la bandera, y a ver si llegamos a Francia para ver amanecer.
Hacemos una parada técnica para tomar un café y comprar pan en Salses Le Chateau, donde empieza a amanecer, y llegamos a pie de cueva sobre las 9 de la mañana.

Comienza el proceso de montar todo, repasar los gases, ultimar la planificación, portear todo al lago….una paliza que nos lleva a entrar al agua sobre las 11.

Antes de penetrar en la cueva, nos sumergimos en el lago para buscar un lugar cómodo a -6 metros para hacer la DECO de O2. También dejamos plomo de diversos formatos: dos especies de “muertos” donde poder colocar cada uno de nosotros las cinco botellas flotonas con las que saldremos, y algo de plomo para cada uno, todo con la premisa de pasar más cómodamente y calientes la parte de DECO en el lago.
Luego, de vuelta a la superficie, nos colgamos todas las botellas, hacemos un checking, y comensamos la inmersión.

 La primera parte es la más complicada y lenta; llevamos muchas botellas, y tenemos el tubo del descenso. Al llegar a la zona de los 21 metros de profundidad dejamos las botellas de EAN50 sobre la línea. A partir de ahí, con el bibo y dos etapas a cada lado, empezamos a coger buen ritmo.
Llegamos al Carrefour en el minuto 11, donde dejamos una de las etapas de EAN30 y encaramos el Boulevard hacia los pozos Elementals. En el minuto 21, tras dejar la otra etapa de EAN30, comenzamos la bajada hacia los 46 metros para entrar en la galería Sin Nombre.
Continuamos a buen ritmo, dejamos el cruce con la galería Tom y nos posicionamos en la parte alta de los pozos del Silencio en el minuto 27,5. Ahora toca otra bajada hasta los 58 metros para empezar a recorrer la galería del Silencio.
Tras pasar la zona más profunda de esta galería, empieza lo desconocido. Sabemos que tenemos que pasar varios cruces; los pozos que bajan de la Tom, la salida hacia la galería Elástica, que nos llevará a la Myopes, y la salida hacia la galería Joan Louis.
A partir de aquí, una cosa que hemos aprendido es que cambia la forma de presentar las bifurcaciones; en lugar de “T”s, empieza a haber saltos. Esto hace que me confunda, y que al ver un trozo de hilo separado de la línea principal, crea que es un trozo de hilo descartado. Seguimos adelante y veo otro salto, y luego una bifurcación en una clara “Y”, cuyos dos hilos caen en picado por debajo de nuestra porfundidad máxima planificada. Nos damos cuenta donde estamos, que no es donde queríamos estar, y damos por finalizada la inmersión, y en el minuto 40 damos media vuelta.

Según comprobamos luego sobre la topo, y con la ayuda de Ivan Dricot, el primer salto a la derecha era el hilo que nos hubiera llevado hacia la Myopes, y lo otro era la entrada al Parc de Zèbre, y la “Y” era la parte de arriba de los pozos Du Loukoun, que llevan a la parte más profunda de la cueva siguiendo el curso principal de rio.

La vuelta, ayudados por la corriente, la realizamos mucho antes de lo planeado. Esto, junto con haber dado la vuelta 10 minutos antes de lo planeado, hace que al llegar a los 21 metros y coger la botella de EAN50, nuestra DECO pase de los 90 minutos planificados, a solo 50. Algo que es de agradecer.

Así que si bien no hemos llegado al objetivo que era nuestra intención, hemos conocido la zona más complicada del circuito, confirmado los tiempos y consumos calculados, y nos ha quedado claro cual es el camino que tenemos que tomar.
Todo queda pues para la próxima inmersión, que ya la estamos preparando, en la que esperamos, ya con el camino conocido, llegar hasta el punto que esperábamos haber llegado en esta ocasión.

El proyecto seguirá con otra inmersión entrando a la galería Myopes desde el Carrefour, y la realización del circuito con scooters para cerrarlo, conocer la distancia entre los dos puntos conocidos a los que hemos llegado “a pata”, y tener datos para poder empezar a calcular y ver si es posible cerrar todo el circuito EN ABIERTO Y ALETEANDO.

 

José Pulido

Publicado en Actividades, crónicas | Etiquetado , , , , , | 1 comentario

Curso Full Cave TDI julio-2013

 

Del 6 al 13 de julio de 2013, en el valle de Lot, en Francia, todo el programa de formación para el buceo en cuevas.

1207_4609873159087_943760756_n

El programa completo contiene los tres niveles de formación en cuevas:
Cavern diver course
Intro to cave diver course
Full cave diver course

El precio incluye:
-viaje en furgoneta desde Barcelona, peajes, gasolina;
-estáncia en casa rural de la zona;
-desayunos, comidas, y cenas;
-cargas de las botellas en la estación de Gramat;
-material del alumno;
-las certificaciones del nivel que pase el alumno (no se venden ni
se regalan con el precio, hay que superar los objetivos del curso para
ganárselas);
-buceo y gestión de multi-stages en cuevas.
2.000€

Mínimo 2 alumnos, máximo 3.

Toda una intensa semana de formación. Jornadas intensas que incluían teoría, técnicas en tierra, planificaciones, ejercicios de resolución de problemas, comunicación, buceo en equipo…y penetraciones en cuevas con bibos y stages, realizando circuitos simples, complejos, saltos, y un sinfín de cosas que realizamos durante la semana.

Según los estándares, el programa completo habría que realizarlo en 4 cuevas diferentes, pero nosotros bucearemos en 5, y si la cosa va bien, en 6.
Lo más importante del full cave en ahondar en la planificación de la inmersión, de ahí la importancia de visitar varias cuevas; realizar todas las inmersiones del curso en una o dos cuevas, siempre con el mismo perfil y buceando sobre el mismo hilo, no es lo más recomendable ni cumple los estándares de las certificadoras más exigentes.
Por este motivo, puestos a desplazarnos, lo hacemos al valle de Lot, donde contamos con cuevas suficientes para realizar todo lo que conlleva el curso.

Bucearemos en las cuevas de Cabouy, Sant George, Landenouse, Ressel, y Cunhac (Ressel II).

Superando los estándares en cuanto a número de cuevas, tiempo de teoría, y tiempo de fondo acumulado, los alumnos pondrán en práctica sin prisas y de una manera relajada y concentrada todas las tareas necesarias para la realización de los ejercicios y tareas planificadas diariamente.

Las planificaciones tienen, como no podía ser de  otra manera, un papel destacado a lo largo del curso.

Nos alojaremos en una bonita casa de la zona de Gramat, donde visitaremos diariamente la magnífica estación de carga de Olivier, “Oli”, que es la estación de carga mejor montada que he visto:

Detalles de cada curso en:

       curso Cavern:   http://www.purobuceo.com/buceo-cuevas-cavern-diver.php

       curso Intro to Cave:   http://www.purobuceo.com/buceo-cuevas-intro-to-cave.php

       curso Full Cave:   http://www.purobuceo.com/buceo-cuevas-full-cave.php

Para más información:  buceo@purobuceo.com  o al tf: 610283023

Publicado en Cursos | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Curso Full Cave TDI sep-2013

Del 8 al 15 de septiembre de 2013, en el valle de Lot, en Francia, todo el programa de formación para el buceo en cuevas.

1207_4609873159087_943760756_n

El programa completo contiene los tres niveles de formación en cuevas:
Cavern diver course
Intro to cave diver course
Full cave diver course

El precio incluye:
-viaje en furgoneta desde Barcelona, peajes, gasolina;
-estáncia en casa rural de la zona;
-desayunos, comidas, y cenas;
-cargas de las botellas en la estación de Gramat;
-material del alumno;
-las certificaciones del nivel que pase el alumno (no se venden ni
se regalan con el precio, hay que superar los objetivos del curso para
ganárselas);
-buceo y gestión de multi-stages en cuevas.
2.000€

Mínimo 2 alumnos, máximo 3.

Toda una intensa semana de formación. Jornadas intensas que incluían teoría, técnicas en tierra, planificaciones, ejercicios de resolución de problemas, comunicación, buceo en equipo…y penetraciones en cuevas con bibos y stages, realizando circuitos simples, complejos, saltos, y un sinfín de cosas que realizamos durante la semana.

Según los estándares, el programa completo habría que realizarlo en 4 cuevas diferentes, pero nosotros bucearemos en 5, y si la cosa va bien, en 6.
Lo más importante del full cave en ahondar en la planificación de la inmersión, de ahí la importancia de visitar varias cuevas; realizar todas las inmersiones del curso en una o dos cuevas, siempre con el mismo perfil y buceando sobre el mismo hilo, no es lo más recomendable ni cumple los estándares de las certificadoras más exigentes.
Por este motivo, puestos a desplazarnos, lo hacemos al valle de Lot, donde contamos con cuevas suficientes para realizar todo lo que conlleva el curso.

Bucearemos en las cuevas de Cabouy, Sant George, Landenouse, Ressel, y Cunhac (Ressel II).

Superando los estándares en cuanto a número de cuevas, tiempo de teoría, y tiempo de fondo acumulado, los alumnos pondrán en práctica sin prisas y de una manera relajada y concentrada todas las tareas necesarias para la realización de los ejercicios y tareas planificadas diariamente.

Las planificaciones tienen, como no podía ser de  otra manera, un papel destacado a lo largo del curso.

Nos alojaremos en una bonita casa de la zona de Gramat, donde visitaremos diariamente la magnífica estación de carga de Olivier, “Oli”, que es la estación de carga mejor montada que he visto:

Detalles de cada curso en:

       curso Cavern:   http://www.purobuceo.com/buceo-cuevas-cavern-diver.php

       curso Intro to Cave:   http://www.purobuceo.com/buceo-cuevas-intro-to-cave.php

       curso Full Cave:   http://www.purobuceo.com/buceo-cuevas-full-cave.php

Para más información:  buceo@purobuceo.com  o al tf: 610283023

 

Publicado en Cursos | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Ofertas Cursos Mes de Junio

Durante todo el mes de junio, PuroBuceo, dará cursos con unas ofertas especiales con motivo de la inauguración del centro de buceo BITRAQUEA en Castell de Ferro, Granada, situaldo en las instalaciones del Hotel Ibérico.

instalacionesIMG_4154IMG_4156

Ofertas tanto en cursos de buceo recreativo como buceo técnico:

Bautizos de buceo en el mar    40€   

Open Water Diver                         290€   

Advanced                                           190€

Open Water Diver + 3 noches de hotel   36o€  (mín. 2 personas)

Además, si después de hacer el bautizo, haces el Open Water, se te descuenta del precio.
Si después del Open, haces el advanced, te regalamos una inmersión.
Y si después del Advanced haces un curso de especialidad, un 20% de descuento.

INTRO TO TECH TDI                   300€  con alquiler de material y dos noches de                                                                                 hotel gratis en habitación doble

CURSO INTRO TO TECH

Publicado en Cursos, PuroBuceo en Granada | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Nuevo Proyecto de PuroBuceo

A partir del 1 de Junio de 2013 PuroBuceo empieza una nueva andadura.

logobuceo2 blanco

Nos vamos a Castell de Ferro, Granada, donde nos incorporamos al centro de buceo Bitraquea.
logo bitraquea BNLas instalaciones se encuentran dentro del hotel Ibérico, con un buen parking prácticamente en la puerta del centro, una piscina estupenda y toda una serie de cómodas instalaciones.

Desde principios de Junio, comenzará esta aventura en la que nos integramos con renovada ilusión.
Tenemos preparadas un montón de actividades de las más diversas dentro del mundo del buceo. Impartiremos toda la gama de formación dentro del buceo recreativo, cursos y actividades de buceo técnico y espeleobuceo.

La temporada ya ha comenzado en el centro de buceo BITRAQUEA, y ha empezado fuerte, con un programa para nuevos instructores y crossover SSI los días 30 y 31 de mayo.

Durante el mes de Junio, además de las salidas diarias, organizaremos unas jornadas de refresco y  puesta a punto para los que no habéis buceado desde el año  pasado y queréis recordar un poco practicando en piscina y en mar ejercicios para el manejo del equipo y comodidad en el buceo.

Organizaremos también jornadas de buceo técnico para dar a conocer este apasionado mundo del buceo más allá de los límites del buceo recreativo.

Prepararemos un viaje al principio y otro al final de cada temporada para que podáis ir conociendo o repitiendo, viajando con los amigos de BITRAQUEA Y PUROBUCEO, todos los fantásticos destinos de buceo repartidos por todo el mundo.

Abriremos el club de amigos para que todos los que queráis haceros socios podáis gozar de ventajas, descuentos, y preferencia en todas las actividades y eventos.
Todo esto y muchas más cosas que iremos preparando a lo largo de la temporada.
Seguidnos a través de facebook y twitter donde iremos anunciando todas las actividades y eventos.

Queremos crear una gran familia apasionada del buceo con la que compartir buenos momentos.  Nuestra intención es que os sintáis como en casa, entre amigos, y que disfrutéis de vuestra afición respaldados en todo momento por buenos profesionales y amigos.

Publicado en Actividades, PuroBuceo en Granada | Etiquetado | Deja un comentario

Protocolo de Ascenso Actualizado

Recomendaciones de la agencia DAN

Velocidad de descenso

No puede ser superior a 23 metros/minuto

Abandono del fondo

Para aquellas inmersiones con una profundidad máxima superior a los -18 metros se debe anticipar el abandono del fondo 2 minutos y 30 segundos respecto al tiempo de fondo previsto, con el fin de compensar la parada de descompresión profunda.

Velocidad de ascenso

Será de 9 metros/minuto (osea, tres metros cada 20 segundos) desde el fondo hasta los -6 metros.

Parada profunda (deep stop)

Se efectuará a la mitad de la profundidad alcanzada y por espacio de 2 minutos y 30 segundos si se han superado los -18 metros de profundidad máxima.

Parada de seguridad (safety stop)

Se efectuará a -6 metros y por espacio de 3 minutos. Y siempre que se hayan superado los -6 metros de profundidad máxima.

Velocidad de emersión

Nunca superior a los 3 metros/minuto (un metro cada 20 segundos) y desde los -6 metros hasta la superficie.

Observaciones:
El protocolo no contempla las inmersiones realizadas con NITROX,
ni las inmersiones realizadas con mezclas de gases,
ni las inmersiones en altitud,
ni las realizadas fuera de la curva de seguridad


Límites de tolerancia del protocolo de ascenso

La velocidad de ascenso de 9 metros/minuto debe de ser respetada todolo posible, permitiendo una mayor ralentización pero nunca por debajode los 6 metros/minuto o una mayor aceleración, que en nigún casodebe de sobrepasar los 12 metros /minuto.

El tiempo de la parada profunda puede oscilar entre los 2 y los 3 minutos(variando el tiempo de fondo en consecuencia), lo que permite una aplicación práctica más simple delprotocolo, en el caso de no disponer de instrumentos que señalen los segundos.

La parada de seguridad puede efectuarse a una cota comprendida entre los 6 metros y los 5 metros.

La velocidad de emersión al final de la parada de seguridad debe de efectuarse escrupulosamente a una velocidad no superior a los 3 m/min (para ascender desde los 6m debe de emplearse, al menos, 2 minutos). Esto directamente contribuye a mantener el tamaño reducido (y, por lo tanto, asintomático) a eventuales burbujas presentes al final de la inmersión.

 

Publicado en Artículos y cosas de interés | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Minimizando las Víctimas Debidas al Uso de Recicladores

Minimizando las víctimas debidas al uso de recicladores.

Por Stuart Ford.

Por desgracia, en nuestro deporte suceden accidentes e incluso víctimas mortales, y como fundador de Rebreather World a menudo oigo detalles que por una razón u otra no son hechos públicos. La intención de este artículo es compartir los resultados del trabajo que he venido haciendo desde hace unos meses sobre cómo podemos hacer que nuestro deporte sea más seguro, y minimizar el riesgo de un accidente mortal.

Notarán que digo “minimizar”, y es porque creo que la vida en sí tiene ciertos riesgos, más cuando realizamos una actividad tan antinatural como es el respirar bajo el agua, en el que dependemos de un artefacto mecánico como soporte vital. Si tal artefacto deja de funcionar y no reaccionamos adecuadamente, entonces habrá una víctima mortal.

Podemos minimizar ese riesgo siguiendo unas reglas sencillas:

1. Nunca jamás bucees con tu equipo si sabes que hay algún fallo. No importa que tipo de fallo sea, ya que es el comienzo de un posible incidente. Si no funciona al 100%, no bucees, no te mojes siquiera.

2. Configura tu equipo de manera consistente (cal fresca en cada buceo profundo). Creo que la única manera de hacer esto es siguiendo una hoja de chequeo por escrito cada vez que se bucea (en mi opinión, es demasiado fácil hacer clic en las listas electrónicas de comprobación). Todos hemos oído casos de personas que murieron sin encender su unidad o abrir el suministro de O2, cosas que no habrían ocurrido con una lista de comprobación escrupulosamente seguida. Considera plastificar tu lista de chequeo para poder comprobarla justo antes de bucear.

3. Conoce las debilidades y pequeños detalles que afectan a tu unidad. Asegúrate de haber tomado todas las precauciones para minimizar la posibilidad de que ocurran fallos, o al menos asegúrate de poder reconocerlos tan pronto ocurran. Sugiero que se consulte con los compañeros buceadores, instructores y en nuestros foros para identificar estas debilidades.

4. Comprueba tus células antes y al comienzo de cada buceo, y asegúrate de que pueden medir al menos un 20% más alto que la PPO2 que planeas usar para completar la inmersión (esto da un margen de seguridad). Puedes hacer esto de varias maneras:

– Colocar el cabezal de tu unidad en un recipiente presurizado.
– El dispositivo que Ron Micjan fabrica para testear células.
– Mi favorita: Combinándola con la inspección de ausencia de burbujas a -6 mts, mi compañero y yo nos miramos, y mientras uno hace una purga y deja el circuito con O2 puro, comprobamos que las células leen alrededor de 1,55 , así que podemos hacer la inmersión tranquilamente a un punto de consigna habitual de 1,2-1,3 .

5. Llevar botella de respeto (bailout) y saber como usarla, practicando de manera habitual. No entraré en el debate sobre que bailout es el mejor, simplemente lleva suficiente para tu inmersión. Si no llevas una botella de respeto y algo va mal (y por la ley de Murphy eso ocurrirá antes o después), las consecuencias serán fatales.

6. Si algo va mal con tu reciclador, no importa lo que sea, usa tu botella de respeto y aborta la inmersión. No intentes volver al circuito cerrado, ni intentes continuar la inmersión con la botella de respeto, emerge y vive para bucear otro día. Ya sé que hay múltiples opciones para permanecer en cerrado, pero todas ellas conllevan riesgos adicionales, riesgos que no tiene el uso de bailout. Se puede abogar por el uso de alguna de esas opciones, pero lo que quiero resaltar es que lo más seguro es usar el bailout de un sistema completamente independiente y redundante. Y tome nota: no emerjas directamente, en el caso de que algo vaya mal. Primero usa su bailout y entonces ascendéis.

7. Bucea en pareja y permanezcan juntos! Si una persona aborta o termina la inmersión, su pareja de buceo también debe hacerlo. Si alguien tiene problemas, el otro debe estar lo suficientemente cerca como para poder ayudarle inmediatamente. Esto es un asunto polémico, pero en mis investigaciones he encontrado unos 5 incidentes donde el buzo sobrevivió porque su compañero lo llevó a superficie, y hubo otros incidentes donde el buzo murió porque no había pareja, o se separaron, y sólo uno de los incidentes resultó ser porque uno de los componentes tuvo problemas y ambos murieron por ello, Esta es una elección personal, y te rogaría que lo discutas con tu compañero de buceo y tu familia, pero creo firmemente que el buceo en parejas hace disminuir significativamente las posibilidades de verse envuelto en un accidente fatal.

8. Asegúrese de llevar más de un dispositivo de flotabilidad. Si usas el diluyente para llenar el ala, su traje seco o dispositivo secundario de flotabilidad debe ser alimentado por una botella de etapa. Asegúrese de tener una rutina fija de manera que pueda asegurar rápidamente una flotabilidad positiva, ya sea inflando su ala o dispositivo secundario de flotabilidad o quitándose el lastre. Practique esta habilidad y asegúrese de que su compañero sepa como hacerlo también en ambos equipos.

9. Asegúrese de que la configuración de su equipo y los accesorios permanece consistente en la manera en que es fijada al cuerpo, de modo que Ud y su compañero puedan desequiparse rápidamente en caso de necesidad.

10. Opera tu unidad manualmente y usa el control electrónico como red de seguridad. Creo firmemente que cualquier cosa hecha por el hombre no es perfecta. Podemos gastar fortunas en controles electrónicos para naves espaciales, aviones, cohetes o centrales nucleares, y todos sabemos que fallarán y causarán víctimas mortales. En comparación, muy poco dinero se destina a los recicladotes, así que usemos la electrónica solo como un dispositivo de seguridad. Durante mi investigación, no pude hallar un solo accidente que ocurriese mientras se buceaba de manera manual.

La lista de arriba no es exhaustiva, ni está concebida para poder usar su reciclador de manera segura, ni garantiza que le mantendrá vivo; sin embargo son las 10 principales lecciones que creo que se desprenden de mi reciente investigación de accidentes mortales en el uso de recicladores.

Pánico:

El pánico puede ser mortal.

A niveles básicos, si su reciclador deja de funcionar y Vd. entra en pánico, y no usa su bailout, probablemente morirá, mientras que si no entra en pánico y usa su bailout adecuadamente, sobrevivirá.

Para no entrar en pánico, hay que practicar habilidades de supervivencia y prever como se procedería en diferentes situaciones que en principio son propensas a inducir pánico.

En principio hay tres situaciones con las que se puede practicar hasta cierto punto, visualizando como tratar con ellas y de esta manera evitar el pánico.

Situación 1: Algo va mal con mi equipo. Uso mi botella de etapa en abierto si es posible. Señalo a mi compañero si él no lo ha notado, y ascendemos permaneciendo muy juntos.

Situación 2: Mi compañero está inconsciente. Rápidamente determine si respira, y en función de esto ascendemos más o menos rápidamente a superficie. El ahogamiento suele ser mortal, la enfermedad descompresiva no.

Situación 3. Me pierdo o quedo atrapado. Me paro durante unos minutos mientras me digo que tengo horas y horas para salir o resolver mi problema, así que trazo un plan que realizaré, sin darme jamás por vencido. Lucharé y trabajaré hasta que esté a salvo.

Estas situaciones son las que a mí me valen, pero puede que no sean las que le valen a Vd. Le animo a que identifique cuales son sus escenarios de pánico, y visualice la manera de tratar con ellos de manera que evite el pánico y sobreviva.

Espero que este artículo sea útil para Vd. y ayude a evitarle entrar en las estadísticas. No es la guía definitiva, y estoy seguro de que otros miembros del foro serán capaces de aportar ideas para bucear más seguro.

Stuart Ford, fundador de RBW, artículo fechado el 3 de Enero de 2007

 

Publicado en Artículos y cosas de interés | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Cómo Sacarle Partido al Checking

He observado que, a la par que aumenta la experiencia en un buceador, el checking previo a la inmersión va perdiendo peso.

¿Por qué? La respuesta es muy simple: por lo general, lo que entendemos por checking pre-inmersión es fijarse en que has montado bien el equipo y poco más. Y con cierta experiencia, cuando lo hacemos de forma instintiva y fácil, no vemos necesidad de que nuestro compañero nos lo tenga que revisar ni que nosotros tengamos que hacer lo propio con su equipo.

Perdón, pero esto es tener unas miras muy cortas y perder una ocasión de oro para sacarle un buen partido al cheking.

¿Cómo? Pues muy fácil. Dándole un valor más amplio. Me explico:

El checking pre-inmersión es un momento ideal para, además de comprobar que tu compañero ha montado bien todo el equipo y que no se deja nada (porque aunque tu compañero sea un instructor o experimentado buceador, son humanos y un día pueden dejarse algo o cometer un error), “aprender y conocer” el equipo de tu compañero.

El equipo de tu compañero, es TU EQUIPO DE EMERGENCIA, y por lo tanto, deber conocerlo tan bien como tu propio equipo, tanto el equipo básico, como los complementos que pueda llevar.

Considero fundamental conocer cosas como:
LASTRE: si lo lleva en un cinturón, en los bolsillos, en un sistema integrado  del jacket, o parte en un sistema y parte en otro.
Si es un sistema integrado, necesitaré saber cómo zafarlo.
JACKET: tanto sea tradicional o tipo alas, necesitaré sabre cómo se abrocha, para poder soltarle el equipo en caso de emergencia.
Saber dónde y cuantas válvulas de salida tiene y cómo funcionan.
Cómo lleva agarrada la botella, por si se le suelta durante la inmersión y tengo que sujetársela.
REGULADOR: Dónde lleva enganchado el optopus y cómo. Hay quién lo lleva en el bolsillo, otros al cuello, otros con la boquilla metida en un chupete…..
Si lleva el latiguillo de la traquea “limpio” o con un pito, o si en la traquea lleva un sistema optotus.
Si su manómetro es en bares o en PSI.
TRAJE, ALETAS, MÁSCARA: fijarme bien para distinguirlo de los demás buceadores y tener claro quién es mi compañero. Tanto con buena como con mala visibilidad o de noche.
COMPLEMENTOS: el checking es el momento de fijarnos en todo lo que lleva nuestro compañero porque, como digo, es NUESTRO EQUIPO AUXILIAR.
Si lleva cuchillo, saber dónde lo lleva y cómo se suelta, porque muchos llevan un sistema de seguridad.
Si lleva una boya, de que tipo es. Y es el momento de hablar con tu compañero y poneros de acuerdo porqué y cuando utilizarla.
Si lleva un carrete o spool, saber para qué lo lleva y cuando lo va a utilizar.
Si lleva cámara, saber qué intención lleva; si va a hacer una inmersión normal y simplemente irá sacando fotos de vez en cuando o si busca una foto determinada y esto va a marcar la inmersión. (tal vez descubras que no es tu compañero ideal).

El checking pre-inmersión también es el momento, obviamente, de que tu compañero conozca todo tu equipo y lo que llevas. Es el momento de tener unas palabras con tu compañero sobre cómo váis a utilizarlo y en qué circustancias. También es el momento de ese pequeño briefing de pareja sobre si os váis a colocar de los primeros o de los últimos, de si váis a ir rápido o lentos, si váis a estar todo el tiempo a la máxima profundidad o váis a hacer un multinivel. Cómo os váis a marcar el tiempo o el aire. A qué presión váis a volver o subir a superficie. Etc….

En fin, que el checking pre-inmersión, bien aprovechado, puede hacer tu día de buceo mucho más placentero, seguro, cómodo, y menos improvisado.

Y eso que seguro que aún se le puede sacar más partido de lo que he citado según las particularidades de cada inmersión.
Así que no tengas vergüenza de acercarte a tu compañero y su equipo por muy experimentado que sea. No vas a revisarlo por su posible torpeza, si no que vas a APRENDER a manejar todas las posibilidades de TU EQUIPO AUXILIAR.

José Pulido

 

Publicado en Artículos y cosas de interés | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Toxicidad en el S.N.C. Efecto Paul Bert

¿ QUÉ ÉS LA TOXICIDAD EN EL S.N.C. ?

En los experimentos realizados por Paul Bert en 1878, pudo comprobar que respirar elevadas presiones parciales de oxigeno acaba por provocar convulsiones.
Este envenenamiento o toxicidad que sufre el Sistema Nervioso Central (SNC) también es denominado intoxicación aguda del oxígeno o efecto Paul Bert.

¿ CUALES SON LOS LÍMITES MÁXIMOS DE PpO2 Y DE EXPOSICIÓN ?

Cada persona tiene unos valores de tolerancia distintos, pero la experiencia ha establecido unos valores como seguros. La legislación española establece unos límites máximos de PpO2   para buceadores profesionales de 1,6 atmósferas, y para buceadores deportivos de 1,4 atmósferas. Así como los siguientes tiempos máximos de exposición.

Presión parcial de oxígeno en bares

Tiempo de exposición en horas

1,6

3

1,4

4

1,2

5

1

6

0,9

8

Superar estos límites supone incrementar enormemente los riesgos de sufrir una intoxicación aguda.
Sin embargo la “National Oceanic and Atmospheric Administration” (N.O.A.A.) dispone de tablas con unos valores mucho más conservadores que los establecidos en las normas españolas.

 

¿ CUALES SON LOS SÍNTOMAS ?

Sin duda los síntomas más serios y peligrosos son las convulsiones y pérdida de conocimiento, y éstas pueden llegar con poco o ningún aviso. Llegado este momento la vida del buceador afectado dependerá por completo de la ayuda del compañero. Pero a veces, no siempre, hay unos síntomas que pueden alertarnos con antelación suficiente para subir unos metros y, así, disminuir la presión parcial de oxígeno, y son los siguientes:

    – Visión de túnel: el buceador va perdiendo la visión periférica
– Tintineo en los oídos.
– Cambios en el estado mental: Irritabilidad, confusión, agitación y ansiedad
– Náuseas o vómitos.
– Hormigueos, tics y espasmos musculares. Sobre todo en los músculos faciales y los labios.
– Vértigo, descoordinación y falta de destreza.
– Convulsiones y  pérdida de conocimiento.

Si en el momento de notar estos síntomas subimos unos metros, y así, disminuir la presión parcial de oxígeno, esto no nos salvará por completo de sufrir una intoxicación aguda. Durante uno o dos minutos la presión parcial de oxígeno en nuestros tejidos todavía será lo suficientemente elevada como para afectarnos.
Algunos síntomas son iguales a la narcosis producida por el nitrógeno, pero la diferencia está en que la narcosis es progresiva, mientras que la intoxicación del SNC puede presentarse sin previo aviso en forma de convulsiones. En las inmersiones profundas con aire un buceador estará expuesto a la intoxicación del oxigeno y del nitrógeno (narcosis), por eso se introduce un tercer gas menos problemático: el helio.

 

¿QUÉ HACER CUANDO SE PRESENTA UNA INTOXICACIÓN AGUDA?

La persona afectada por una intoxicación aguda dependerá por completo del compañero, si es que este puede prestarle ayuda. Para saber cómo actuar, lo primero es reconocer las fases en que se divide este proceso de intoxicación.
Fase Tónica: El buceador pierde el conocimiento, se queda rígido y deja de respirar. En esta fase, que suele durar menos de un minuto, es muy peligroso subir al accidentado, ya que al tener las vías respiratorias bloqueadas le provocaríamos una sobrepresión pulmonar. Es conveniente esperar y asegurarnos de que mantiene  el regulador en la boca.
Fase Clónica o Convulsiva: El buceador afectado sufre convulsiones y normalmente sigue sin respirar. Durante esta fase, de un minuto aprox., tomaremos las mismas medidas que en la fase anterior. A pesar de la apariencia alarmante, el único daño que puede sufrir el afectado es morderse la lengua. Aunque mantenga la apnea, es difícil que sufra una hipoxia precisamente por elevada presión parcial de oxigeno en los tejidos y en concreto en el cerebro.
Fase de Depresión Postconvulsiva: En esta fase el buceador sufre una relajación muscular, empieza a respirar rápidamente y está consciente o semiconsciente. Es en este momento cuando hay que llevarlo a la superficie, asegurándose que tiene el regulador en la boca y respira normalmente. Esta fase suele durar de 15 minutos a más de una hora.

 

¿DEJA SECUELAS?

La consecuencia más grave es que el buceador se haya  ahogado al desprenderse el regulador de la boca durante la pérdida de conocimiento. Otro resultado puede ser que se haya mordido la lengua. El buceador afectado no suele recordar nada de lo ocurrido, a lo mejor, solamente recuerda algo de la fase de relajación pos convulsiva cuando estaba semiconsciente. Las únicas secuelas serán el cansancio y dolores musculares y, tal vez, dolor de cabeza.

 

 

Publicado en Artículos y cosas de interés | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Texto de Referencia Sobre el Pánico

Este post está sacado de www.forobuceo.com.

Es un hilo que se a completado gracias a las aportaciones de varios foreros. Por desgracia, no puedo saber los nombres, ni siquiera los nicks, de las personas que han participado en su realización. Pero lo que está claro es que han realizado un buen trabajo.

SOBRE EL PÁNICO: SU PREVENCIÓN, IDENTIFICACIÓN Y SOLUCIÓN
(versión 1)
Autores: los miembros de FOROBUCEO.COM
Amanuense pringado: “Gualdrapa”

1 – INTRODUCCIÓN.

pánico. (Del lat. panĭcus, y este del gr. Πανικός). :
2. adj. Se dice del miedo extremado o del terror producido por la amenaza de un peligro inminente.

El miedo es una reacción natural ante un medio en principio hostil para poner en guardia al cuerpo ante una eventual agresión. En ese sentido es defensivo, natural y bueno. Sin embargo, el miedo incontrolado o pánico, no protege, sino que paraliza y puede tener consecuencias muy graves.

Un muy alto porcentaje de los accidentes de buceo, cercano al 40 %, no se deben a fallos en el equipo, condiciones climáticas adversas o condición médica del buceador, sino al pánico. Y de aquellos, los que acaban con un desenlace de muerte son causados, en primer lugar, por el pánico y en segundo lugar, por embolias producidas por rápidos ascensos también debidos al pánico. Por ello, el conocimiento de este fenómeno es crucial para la seguridad del buceador.

Todo el mundo tiende a pensar que el pánico se produce por circunstancias objetivas, como por ejemplo, un fallo del regulador. Sin embargo, muchísimas situaciones de pánico se producen sin causa objetiva aparente, ni fallo de equipo alguno. También se tiende a pensar que sólo afecta a los novatos. Si bien es evidente que la experiencia evita en gran medida situaciones que pudieran devenir en pánico, muchas veces se han producido estas situaciones incluso entre profesionales. Por ello, se puede afirmar que nadie está totalmente libre de una posible situación de pánico.

Este escrito no se referirá al pánico sentido por un peligro objetivo que aparece súbitamente, ni por el fallo de una parte esencial del equipo. Se referirá únicamente al que aparece en situaciones sin peligro inminente y, muchas veces, sólo con la sensación de un peligro que, realmente, no existe , es de poco riesgo o perfectamente controlable.

2 – TIPOS DE REACCIONES DE PÁNICO.

Fundamentalmente, son dos: reacciones activas y reacción pasiva.

2.1 – Reacciones activas.

Las reacciones activas suelen ser de huida en busca de una supuesta seguridad, casi siempre hacia la superficie. Sin embargo, estas son irracionales y descontroladas, por lo que normalmente se producirán reteniendo la respiración e incluso desprendiéndose violentamente de todos los elementos extraños del equipo, como el regulador o las gafas. Pocas veces se puede corregir esa situación bajo el agua.

En este caso, el gran peligro es la sobre-expansión pulmonar. La única solución es que el compañero pare inmediatamente el ascenso del buceador en estado de pánico, lo sujete firmemente, establezca con él contacto ocular y dé solución al problema que le ha hecho entrar en pánico. Si se consiguen ambas cosas es posible que se tranquilice. En caso contrario, rápidamente lo deberá llevar a la superficie sujeto en un ascenso controlado, cuidando especialmente los diez últimos metros de ascensión. Debe hacer que suelte el aire mediante un manotazo en el pecho, por ejemplo. Es preferible que trague agua a que sufra lesiones pulmonares.

Se será muy cuidadoso para no resultar nosotros también accidentados.

2.2 – Reacciones pasivas

Se produce una catatonia paralizante producto del pánico, aunque cualquier contacto puede dar lugar a una reacción activa. Nuestra actuación ha de ser la misma que en el caso anterior

3 – ¿SE PUEDE “SOLUCIONAR” EL PÁNICO?

Lo primero que viene a la mente es si es posible aplicar un protocolo de actuación en caso de pánico. La respuesta es más bien negativa: una vez que se desencadena el pánico en un buceador, ya hemos visto que pocas cosas se pueden hacer debido a que este estado, por definición, incapacita para seguir cualquier clase de protocolo.

Por ello, lo importante es prever cuándo se puede desencadenar el pánico y actuar en consecuencia.

El pánico siempre debe ser prevenido sin esperar a que aparezca.

Sin embargo, tanto el compañero como uno mismo, sí podemos reaccionar ante un aumento de tensión que pueda desencadenar el pánico, incluso ante los primeros momentos de éste. Este escrito pretende identificar las causas y síntomas de dicha tensión o estrés previos para prevenirlos, evitarlos o reducirlos y así evitar que el pánico aparezca.

4 – ¿CÓMO SE PRODUCE HABITUALMENTE EL PÁNICO?

Salvo excepciones, el pánico no surge inesperada e inmediatamente, sino que pasa por diversas etapas acumulativas que pudiéramos clasificar de la siguiente manera:

– estados anteriores de nerviosismo o ansiedad;
– etapa de estrés o angustia inmediatamente anterior al pánico y
– ataque de pánico, propiamente dicho.

5 – ¿CÓMO SE IDENTIFICAN LOS SÍNTOMAS PREVIOS EN LA INMERSIÓN?

Antes de entrar en pánico un buceador, primero presenta una serie de síntomas que pueden ser identificados (tanto por el compañero, como por él mismo). Naturalmente , aquel podrá identificarlos sólo si está pendiente. Por ello, se insiste en la observación del compañero, extremándola sobre todo en el descenso, ascenso y ante cualquier circunstancia extraña o inesperada.

5.1 – Síntomas previos a la inmersión.

Los habituales del nerviosismo. Un buceador inquieto repasa una y otra vez el equipo y en ningún momento aparece relajado.

5.2 – Síntomas durante la inmersión.

5.2.1 –Generales

Durante la inmersión, la forma en que más habitualmente detectaremos en un compañero la ansiedad será la continua observación de los instrumentos, especialmente manómetro y profundímetro. Si lo detectamos, tendremos que estar atentos pues puede pasar a sentir angustia y de ésta, al pánico.

En nosotros mismos, una especial preocupación por cualquier tema, nos indicará que estamos ansiosos.

5.2.2. – Proceso de respiración agitada.

El buceador comienza a ponerse nervioso, incluso sin causa aparente. Su respiración empieza a agitarse, produciendo burbujas más frecuentemente, lo cual puede ser detectado por el compañero, si está atento.
Si se le mira a los ojos, presenta cara de susto, arqueando las cejas. Por lo general, no mira a nadie y no presta atención a lo que los demás hacen. Si se le pregunta algo, tiende a dar respuestas cortas y sin mirar a los ojos, esquivando la mirada.

Esa respiración agitada produce una mala ventilación y una eliminación incorrecta del CO2, que empieza a acumularse. La necesidad de respirar no se produce por la falta de oxígeno en sí, sino por el aumento de CO2 (que van relacionados por la ley de Dalton). Este gas es tóxico y dispara la alarma al cerebro, indicándole de que nos estamos asfixiando.

Como consecuencia, el cuerpo interpreta esta acumulación como una falta de oxígeno y el corazón empieza a bombear más deprisa para aportarlo. El buceador empieza a sentir los latidos de su corazón y se pone aún más nervioso, lo que produce que aún respire peor y comience a tener una intoxicación por CO2, que empieza a producir sensación de verdadero ahogo, aumentando aún más el nerviosismo en un círculo vicioso de respiración cada vez más agitada. Si el proceso continúa, se desencadena el pánico.

Si no se consigue detener el proceso, la intoxicación produce lo que se llama “hambre de aire” y ante esa situación el buceador entra en pánico, suelta el regulador porque “no le da aire suficiente”, e intenta llegar a la superficie lo más rápidamente posible, produciéndose habitualmente la sobre-expansión pulmonar, ya que, en esas condiciones, el buceador no soltará aire al ascender, creyendo que no lo tiene.

5.2.3- Proceso de percepción de “respiración insuficiente”.

También puede pasar que al buceador en pánico se le “olvide respirar”. Entonces pasa una situación diferente, pero con los mismos resultados fatales. Para el compañero es más difícil de diagnosticar, puesto que falta la salida continua y exagerada de burbujas. Siempre hay un desencadenante, real o ficticio. El buceador intenta inspirar, notando que le falta aire, pero no lo suelta, no espira. Al tener ya los pulmones llenos, no le entra aire. Piensa angustiado que el regulador no le da aire. Por lo tanto la reacción “lógica” es desembarazarse de él. Lo siguiente es ir a buscar aire donde sabe, de manera instintiva, que existe en abundancia, la superficie. Y se produce el escape libre, reteniendo la respiración todavía más ya que cree que no dispone de aire en sus pulmones y el poco que cree tener lo necesita para poder llegar a la superficie. El accidente por sobrepresión es el resultado final.

6 – ¿QUÉ SE PUEDE HACER?

6.1- Durante la inmersión:

Cuando un buceador experimentado siente estas sensaciones y las identifica, conociendo los procesos mencionados, no tiene más que relajarse, agarrarse a algo fijo, cerrar los ojos y centrarse en reducir el ritmo respiratorio, respirando varias veces de manera muy profunda, inspirando y espirando pausadamente, pero con fuerza. En unas pocas inspiraciones se eliminará el CO2, reduciendo también la frecuencia cardíaca, la producción de adrenalina, la sudoración, etc… desapareciendo al instante el problema.

Es de hacer notar que el conocimiento del mecanismo de lo que realmente está pasando es lo que permite al buceador exhalar fuertemente el aire, en contra de lo que su naturaleza erróneamente le dicta.

Si nos sentimos temerosos durante una inmersión, intentaremos descubrir (si no lo sabemos ya) que nos produce ese temor y haremos un análisis de la situación. Nos pararemos a pensar, lo cual ya nos tranquilizará, y miraremos nuestras posibilidades de actuación. Nada tranquiliza más que saber que hacer.

Si detectamos angustia en un compañero, nuestra forma de actuación ha de ser similar, debemos dar seguridad y procurar que normalice la respiración. Si resulta posible, le ayudaremos a que haga lo antes explicado, pero además debe notar nuestro contacto. Nunca le dejaremos solo (o que él se sienta solo). En nuestro acercamiento le miraremos a los ojos y nos situaremos frente a él cogiéndole con la mano izquierda por el chaleco, sin dejar de mirarlo. La potencia del vínculo ocular es muy fuerte y si en nuestros ojos puede leer tranquilidad y seguridad, así como que estamos con él y le ayudaremos, esto puede ser suficiente para que supere este episodio.

6.2- Antes de la inmersión:

Muchísimas veces, el estrés no se produce en el agua, sino que se trae del barco. Cuántas veces hemos podido ver la escena de buceadores poniéndose a toda prisa el traje y montando el equipo, sudando para tirarse al agua y descender precipitadamente para alcanzar al grupo. E incluso esta situación frecuentemente es propiciada por patrones o monitores que tienen que cumplir un horario. Estos buceadores, bajarán ya con un alto nivel de estrés, mediante los mecanismos que luego se describirán, que, de ser aumentado por cualquier motivo, contribuirán a provocar una eventual reacción de pánico.

Los estados menores de ansiedad o nerviosismo, anteriores incluso a la inmersión propiamente dicha, se deben corregir a toda costa y evitar que continúen o se incrementen.

Por ello, es muy importante seguir un protocolo de conducta desde ya antes a la inmersión, tendente a prevenir y a evitar dichos estados de nerviosismo o ansiedad que pueda facilitar la aparición del pánico.

Estas circunstancias o factores son:

6.2.1 – Generales.

Normas que, obviamente, todos debemos seguir o tender a cumplir de la mejor manera posible.

– Evitar el cansancio anterior al buceo.
– Bucear en relación con el nivel de formación.
– Bucear con material adecuado y bien mantenido (regulador con excesivo esfuerzo inspiratorio, etc.)
– Tenerlo todo debidamente revisado y en condiciones, disponiendo de todo lo necesario (cuidado con el control del material alquilado, a veces insuficiente y extraño a uno).
– Bucear con mezclas adecuadas.
– Bucear con una buena preparación física.
– Bucear con un plan claramente preconcebido y aceptado por todos los buceadores.
– Bucear con un nivel de hidratación adecuado.
– Bucear con un buen nivel de entrenamiento: aunque uno nunca sepa cómo actuará en una situación de riesgo hasta encontrarse en ella realmente, es obvio que el entrenamiento aumenta las probabilidades de que ésta sea la adecuada.

6.2.2. –En el desplazamiento al lugar de buceo (barco o infantería)

Como se ha dicho, muchas veces, las situaciones de estrés se producen en el barco o en el lugar de preparación de la inmersión. Por ello, hay que prestar atención a los siguientes factores:

Tiempo:

– No se debe permitir que NADIE establezca una dinámica de prisas, ni el patrón, ni el guía, ni el instructor, ni el compañero. En ese caso, mejor quedarse en seco. Se debe extremar la puntualidad: muchas veces se crea una situación de premura por tener que recuperar el tiempo perdido en esperar a los que llegan tarde.
– Se debe disponer de tiempo suficiente para prepararse uno y preparar tranquilamente el equipo, procediendo a su comprobación. (la desconfianza –consciente o inconsciente- del equipo, por comprobación insuficiente, es una fuente habitual de estrés).

Calor e hidratación:

– Evitar el agobio por el calor:, se debe evitar una exposición al sol o cualquier otra circunstancia que suponga un calor que pueda ser agobiante. ( Nuestra hidratación de reducirá y nuestra temperatura corporal aumentará, fenómenos que se sabe influyen en la producción de estrés).
– Evitar el calor producido por el traje de neopreno (pensado para protegernos del frío y del medio ambiente). El traje se debe abrochar en el momento adecuado. Éste puede elevar la temperatura interna del cuerpo, lo que dispara el estado de estrés.

Agobios:

– Evitar agobio por mareo. Si este aparece, resolverlo con suficiente tiempo antes de proceder a la inmersión.
– Evitar el agobio debido a la presión de un traje de neopreno demasiado estrecho. En ese caso, aumentaría el ritmo respiratorio (fenómeno ya descrito anteriormente), la temperatura corporal y la tensión muscular y psíquica por los esfuerzos realizados.
– Evitar agobios por camarotes o recintos en el barco cerrados, mal ventilados o con olor a combustible. Esto empeora la oxigenación y aumenta el nivel de estrés.

Otros:

– Elección adecuada de un compañero. Preferiblemente debe ser conocido, pero se debe evitar bucear con quien no destile tranquilidad y seguridad. La tranquilidad se transmite y ayuda a la inmersión tuya y de tu compañero.
– Si no se conoce el sitio, exigir una charla al centro que nos lleve o al compañero que lo conozca para evitar la incertidumbre por desconocimiento del medio y falta de planificación de la inmersión .

6.2.3 – En la entrada al agua

Se ha de entrar en el agua con el menor nerviosismo posible ya que el cambio de medio es de por sí una fuente habitual de estrés. Prestaremos atención a los factores que lo aumentan:

Adaptación

– Echarse al agua nunca debe ser un acto precipitado, por lo que se deberán seguir las indicaciones anteriores.
– Adaptación al agua y a la temperatura. Se recomienda (si las condiciones lo permiten), permanecer un cierto tiempo con el chaleco inflado en la superficie, en una actitud de relax para disminuir cualquier estrés producido anteriormente. Se recomienda echar un cabo de corriente o dispositivo similar para facilitar la estancia en superficie sin problemas de asideros.
– Se recomienda el repaso del equipo en la superficie del agua por última vez antes de la inmersión ya que mejora la adaptación y reduce la incertidumbre por desconfianza ante el funcionamiento del equipo.

Incertidumbre

– En el tiempo de adaptación en la superficie del agua, se recomienda realizar una visualización anticipada del descenso y de la inmersión. Esto reducirá la incertidumbre respecto a lo que podamos encontrar.
– Así mismo, se recomienda realizar con el compañero una anticipación de posibles inconvenientes que pudieran razonablemente surgir: mala visibilidad, corrientes, etc. y anticipación de qué hacer si éstas se produjeran. Esto dará confianza, reduciendo el estrés por incertidumbre.

Cansancio

– Por norma general, siempre cuesta hundirse a la gente con poca experiencia, ya que, aparte de vaciar el chaleco, hay que hacer lo propio con los pulmones, y el novato inconscientemente toma aire en lugar de soltarlo. Esto suele ser una fuente muy habitual de estrés, mala compensación posterior y cansancio inicial que se arrastra durante toda la inmersión.

6.2.4 – Durante la inmersión.

Las condiciones de presión y riesgo en el fondo son, de por sí, fuente de estrés. Atenderemos a:

Descenso

– Aunque fisiológicamente se pueda bajar a la profundidad máxima rápidamente y de un tirón, se recomienda hacerlo lentamente. El cambio súbito de situación en superficie a la situación en profundidad, puede ser una fuente importante de estrés.

Ritmo respiratorio

– En submarinistas el estrés debido a múltiples factores (estado físico, equipo incómodo, etc.) se convierte en ansiedad con el ejercicio (aleteo continuo) y con un ritmo respiratorio acelerado o descompasado. Se debe cuidar no hacer mini-amneas y exhalar acompasada y normalmente.

Cansancio

– El cansancio es una fuente frecuente de estrés, lo cual favorece el nerviosismo, que produce mayor actividad y, por tanto, mayor cansancio, gasto de aire y, finalmente, mayor nerviosismo en un círculo vicioso que puede devenir en pánico ante cualquier pequeño estímulo inesperado.

– Demasiado lastre que nos hace sentir muy pesados y sin avance, aumentando el cansancio y el nerviosismo.

– Las corrientes son causa habitual de estrés debido al cansancio y a una respiración acelerada. Se ha de dosificar el esfuerzo, haciendo las paradas que sea necesarias para recuperarse. Se debe estar atento al eventual cansancio del compañero.

Material

– Cuidar el material, especialmente las gafas que, cuando se inundan o se rompe la cinta, son causa frecuentísima de pánico. Se recomienda el entrenamiento para estar sin ellas suficiente tiempo y llevar los repuestos adecuados. Se debe cuidar la ausencia de empañamiento.

– Cuidar el chaleco para que no quede holgado y la botella se mueva a los lados. Se debe saber en todo momento dónde están las cosas que llevamos y acceder fácilmente a ellas. Es frecuente realizar inmersiones en las que se está pendiente únicamente del equipo propio por desconocimiento de aquel y falta de entrenamiento, produciéndose nerviosismo y exposición a cualquier contingencia inesperada.

Compañero

Se debe tener una señal convenida con el compañero para expresar que se está empezando a producir una situación de estrés descontrolada.

Es importante recordar que el sistema de compañeros está para algo. Tan importante es “estar al quite” para darle aire si nos avisa de que se le está acabando como vigilarle para comprobar si presenta síntomas de estrés.

Un ataque de pánico se puede evitar en ocasiones con una cosa tan tonta como ponerse frente al compañero, sujetarlo por el chaleco y hacer que nos mire a los ojos.

Publicado en Artículos y cosas de interés | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios