Vuelta a la Myopes Aleteando y en Abierto

Sin scooters ni rebreather. O lo que es lo mismo, aleteando y en circuito abierto.

Hoy en día, dada la comodidad que aportan los rebreathers y scooters a la hora de hacer inmersiones con grandes penetraciones y profundidades en cuevas, poca gente prepara este tipo de inmersiones en abierto y «a pata».

Las diferencias son grandes, ya que al ir con un scooter se aumenta la velocidad, con lo que se disminuye el tiempo. Además, al no aletear, se reduce también el consumo.
El ir en circuito abierto, aumenta la cantidad de gas necesario para el mismo consumo.
Esto hace mucho más complicada en todos los sentidos la inmersión.
Desde la planificación, el cálculo de consumos, la necesidad de llevar diferentes gases, la cantidad de botellas, reguladores, y demás material necesario, el porteo, la comodidad en el agua, el aumento de DECO….todo se complica y multiplica.

Bien, pues hay un proyecto que me ronda por la cabeza desde hace algún tiempo: dar la vuelta a la galería Myopes, en Estramar, en abierto y aleteando (en realidad la idea es hacerlo algún día en abierto, a pata, y solo).

En este proyecto me acompaña Delfi Roda (TdP´s), quién sin tenerlas todas consigo en cuanto a que sea posible (yo también tengo mis dudas), ha hecho también suyo este proyecto.
Y así empezamos hace un tiempo a prepararlo llevando a cabo una serie de inmersiones dedicadas a conocer las diferentes zonas por las que pasaríamos para hacer los cálculos en cuanto a tiempo y necesidad de gases.

Hemos hecho una inmersión en la que llegamos a la parte más profunda del circuito (-60), en la galería del Silencio.
También hicimos una buena penetración por la galería Myopes entrando desde en Carrefour, para conocer la morfología de esta galería, el sedimento, la colocación del hilo, etc…

Galería Jean Louis

Galería Jean Louis

Pues bien, en esta última ocasión, nos marcamos el objetivo de entrar en la galería Myopes desde la zona profunda, por la galería Elástica, hasta pasar el salto a la galería Joan Louis, ya dentro de la Myopes.
Para cada uno de nosotros, preparamos un bibo 2×12 más una SO80 con trimix, 2 SO80 con EAN30, una con EAN24, y los gases para la descompresión, una SO80 de EAN50 y una SO40 con O2. Además, montamos otra SO40 de O2 con dos segundas etapas por si necesitábamos alargar la DECO de haber algún problema que hiciera más larga la inmersión.
Total, 17 botellas para dos buzos.

La inmersión comienza como todas, con un buen madrugón, cargar el super corsa hasta la bandera, y a ver si llegamos a Francia para ver amanecer.
Hacemos una parada técnica para tomar un café y comprar pan en Salses Le Chateau, donde empieza a amanecer, y llegamos a pie de cueva sobre las 9 de la mañana.

Comienza el proceso de montar todo, repasar los gases, ultimar la planificación, portear todo al lago….una paliza que nos lleva a entrar al agua sobre las 11.

Antes de penetrar en la cueva, nos sumergimos en el lago para buscar un lugar cómodo a -6 metros para hacer la DECO de O2. También dejamos plomo de diversos formatos: dos especies de «muertos» donde poder colocar cada uno de nosotros las cinco botellas flotonas con las que saldremos, y algo de plomo para cada uno, todo con la premisa de pasar más cómodamente y calientes la parte de DECO en el lago.
Luego, de vuelta a la superficie, nos colgamos todas las botellas, hacemos un checking, y comensamos la inmersión.

 La primera parte es la más complicada y lenta; llevamos muchas botellas, y tenemos el tubo del descenso. Al llegar a la zona de los 21 metros de profundidad dejamos las botellas de EAN50 sobre la línea. A partir de ahí, con el bibo y dos etapas a cada lado, empezamos a coger buen ritmo.
Llegamos al Carrefour en el minuto 11, donde dejamos una de las etapas de EAN30 y encaramos el Boulevard hacia los pozos Elementals. En el minuto 21, tras dejar la otra etapa de EAN30, comenzamos la bajada hacia los 46 metros para entrar en la galería Sin Nombre.
Continuamos a buen ritmo, dejamos el cruce con la galería Tom y nos posicionamos en la parte alta de los pozos del Silencio en el minuto 27,5. Ahora toca otra bajada hasta los 58 metros para empezar a recorrer la galería del Silencio.
Tras pasar la zona más profunda de esta galería, empieza lo desconocido. Sabemos que tenemos que pasar varios cruces; los pozos que bajan de la Tom, la salida hacia la galería Elástica, que nos llevará a la Myopes, y la salida hacia la galería Joan Louis.
A partir de aquí, una cosa que hemos aprendido es que cambia la forma de presentar las bifurcaciones; en lugar de «T»s, empieza a haber saltos. Esto hace que me confunda, y que al ver un trozo de hilo separado de la línea principal, crea que es un trozo de hilo descartado. Seguimos adelante y veo otro salto, y luego una bifurcación en una clara «Y», cuyos dos hilos caen en picado por debajo de nuestra porfundidad máxima planificada. Nos damos cuenta donde estamos, que no es donde queríamos estar, y damos por finalizada la inmersión, y en el minuto 40 damos media vuelta.

Según comprobamos luego sobre la topo, y con la ayuda de Ivan Dricot, el primer salto a la derecha era el hilo que nos hubiera llevado hacia la Myopes, y lo otro era la entrada al Parc de Zèbre, y la «Y» era la parte de arriba de los pozos Du Loukoun, que llevan a la parte más profunda de la cueva siguiendo el curso principal de rio.

La vuelta, ayudados por la corriente, la realizamos mucho antes de lo planeado. Esto, junto con haber dado la vuelta 10 minutos antes de lo planeado, hace que al llegar a los 21 metros y coger la botella de EAN50, nuestra DECO pase de los 90 minutos planificados, a solo 50. Algo que es de agradecer.

Así que si bien no hemos llegado al objetivo que era nuestra intención, hemos conocido la zona más complicada del circuito, confirmado los tiempos y consumos calculados, y nos ha quedado claro cual es el camino que tenemos que tomar.
Todo queda pues para la próxima inmersión, que ya la estamos preparando, en la que esperamos, ya con el camino conocido, llegar hasta el punto que esperábamos haber llegado en esta ocasión.

El proyecto seguirá con otra inmersión entrando a la galería Myopes desde el Carrefour, y la realización del circuito con scooters para cerrarlo, conocer la distancia entre los dos puntos conocidos a los que hemos llegado «a pata», y tener datos para poder empezar a calcular y ver si es posible cerrar todo el circuito EN ABIERTO Y ALETEANDO.

 

José Pulido

Esta entrada fue publicada en Actividades, crónicas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Vuelta a la Myopes Aleteando y en Abierto

  1. Delfí Roda dijo:

    Pues si que tengo mis dudas y mas que fundadas. No obstante, ahí le vamos a meter mano para ver quien tiene razón, que como buen maño eres muy cabezón!!!! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *