Protocolo de Ascenso Actualizado

Recomendaciones de la agencia DAN

Velocidad de descenso

No puede ser superior a 23 metros/minuto

Abandono del fondo

Para aquellas inmersiones con una profundidad máxima superior a los -18 metros se debe anticipar el abandono del fondo 2 minutos y 30 segundos respecto al tiempo de fondo previsto, con el fin de compensar la parada de descompresión profunda.

Velocidad de ascenso

Será de 9 metros/minuto (osea, tres metros cada 20 segundos) desde el fondo hasta los -6 metros.

Parada profunda (deep stop)

Se efectuará a la mitad de la profundidad alcanzada y por espacio de 2 minutos y 30 segundos si se han superado los -18 metros de profundidad máxima.

Parada de seguridad (safety stop)

Se efectuará a -6 metros y por espacio de 3 minutos. Y siempre que se hayan superado los -6 metros de profundidad máxima.

Velocidad de emersión

Nunca superior a los 3 metros/minuto (un metro cada 20 segundos) y desde los -6 metros hasta la superficie.

Observaciones:
El protocolo no contempla las inmersiones realizadas con NITROX,
ni las inmersiones realizadas con mezclas de gases,
ni las inmersiones en altitud,
ni las realizadas fuera de la curva de seguridad


Límites de tolerancia del protocolo de ascenso

La velocidad de ascenso de 9 metros/minuto debe de ser respetada todolo posible, permitiendo una mayor ralentización pero nunca por debajode los 6 metros/minuto o una mayor aceleración, que en nigún casodebe de sobrepasar los 12 metros /minuto.

El tiempo de la parada profunda puede oscilar entre los 2 y los 3 minutos(variando el tiempo de fondo en consecuencia), lo que permite una aplicación práctica más simple delprotocolo, en el caso de no disponer de instrumentos que señalen los segundos.

La parada de seguridad puede efectuarse a una cota comprendida entre los 6 metros y los 5 metros.

La velocidad de emersión al final de la parada de seguridad debe de efectuarse escrupulosamente a una velocidad no superior a los 3 m/min (para ascender desde los 6m debe de emplearse, al menos, 2 minutos). Esto directamente contribuye a mantener el tamaño reducido (y, por lo tanto, asintomático) a eventuales burbujas presentes al final de la inmersión.

 

Esta entrada fue publicada en Artículos y cosas de interés y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *